CAPITULO II


I. Las Herramientas.


Introducción.
Las herramientas manuales son utensilios de trabajo utilizados generalmente de forma individual que requieren para su accionamiento la fuerza motriz humana; su utilización en una infinidad de
actividades laborales les dan una gran importancia.

Riesgos.
Los principales riesgos asociados a la utilización de las herramientas manuales son:
·    Golpes  y cortes emanos ocasionados por  las  propias  herramientas durante el trabajo normal con las mismas.
·    Lesiones oculares por partículas provenientes de los objetos que se trabajan y/o de la propia herramienta.
·    Golpes en diferentes partes del cuerpo por despido de la propia herramienta o del material trabajado.
·    Esguinces por sobreesfuerzos o gestos violentos.

Causas.
Las principales causas genéricas que originan los riesgos indicados son:
·    Abuso de herramientas para efectuar cualquier tipo de operación.
·    Uso de herramientas inadecuadas, defectuosas, de mala calidad o mal diseñadas.
·    Uso de herramientas de forma incorrecta.
·    Herramientas abandonadas en lugares peligrosos.
·    Herramientas transportadas de forma peligrosa.
·    Herramientas mal conservadas.

Medidas preventivas.
Las medidas preventivas se pueden dividir en cuatro grupos que empiezan en la fase de diseño de la herramienta, las prácticas de seguridad asociadas a su uso, las medidas preventivas específicas para
cada herramienta en particular y finalmente la implantación de un adecuado programa de seguridad que         gestione    la    herramienta    en    su    adquisición,    utilización,    mantenimiento    y    control,
almacenamiento y eliminación.



Diseño ergonómico de la herramienta.
Desde  un  punto  de  vista  ergonómico  las  herramientas  manuales  deben  cumplir  una  serie  de requisitos básicos para que sean eficaces, a saber:
·    Desempeñar con eficacia la función que se pretende de ella.
·    Proporcionada a las dimensiones del usuario.
·    Apropiada a la fuerza y resistencia del usuario.
·    Reducir al mínimo la fatiga del usuario.



Prácticas de seguridad.
El empleo inadecuado de herramientas de mano da origen a una cantidad importante de lesiones partiendo de la base de que se supone que todo el mundo sabe como utilizar las herramientas
manuales más corrientes.



A nivel general se pueden resumir en seis las prácticas de seguridad asociadas al buen uso de las herramientas de mano:
·    Selección de la herramienta correcta para el trabajo a realizar.
·    Mantenimiento de las herramientas en buen estado.
·    Uso correcto de las herramientas.
·    Evitar un entorno que dificulte su uso correcto.
·    Guardar las herramientas en lugar seguro.
·    Asignación personalizada de las herramientas siempre que sea posible.

Utilización.
Para la utilización de la herramienta, el operario deberá conocer los siguientes aspectos:
·    El uso correcto de cada herramienta que deba emplear en su trabajo.
·    No se deben utilizar las herramientas con otros fines que los suyos específicos, ni sobrepasar las prestaciones para las que técnicamente han sido concebidas.
·    Utilizar la herramienta adecuada para cada tipo de operación.
·    No trabajar con herramientas estropeadas.
·    Utilizar elementos auxiliares o accesorios que cada operación exija para realizarla en las mejores condiciones de seguridad.

Mantenimiento.
El servicio de mantenimiento general de la empresa deberá reparar o poner a punto las herramientas manuales, desechando las que no se puedan reparar. Para ello deberá tener en cuenta los siguientes
aspectos:
-  La  reparación,  afilado,  templado  o  cualquier  otra  operación  la  deberá  realizar  personal
especializado evitando en todo caso efectuar reparaciones provisionales.
- En general para el tratado y afilado de las herramientas se deberán seguir las instrucciones del
fabricante.

Transporte.
Para el transporte de las herramientas se deben tomar las siguientes medidas:
·    El transporte de herramientas se debe realizar en cajas, bolsas o cinturones especialmente diseñados para ello.
·    Las herramientas no se deben llevar en los bolsillos sean punzantes o cortantes o no.
·    Cuando  se  deban  subir  escaleras  o  realizar  maniobras  de  ascenso  o  descenso,  las herramientas se llevarán de forma que las manos queden libres.




No olvide:



Ø Solicite la herramienta adecuada para cada trabajo.

Ø Mantenga y cuide las herramientas.

Ø No exponga las herramientas a sobreesfuerzos o condiciones extremas.

Ø Devuelva la herramienta limpia.



II. Herramientas Manuales de uso común.


II.1 Alicates.
Los alicates son herramientas manuales diseñadas para sujetar, doblar o cortar.
Las  partes principales que  los  componeson  las quijadas,  cortadores de alambre,  tornillo  de
sujeción y el mango con aislamiento. Se fabrican de distintas formas, pesos y tamaños. (Fig. 1)



 

Deficiencias típicas.
·    Mordazas o quijadas melladas o desgastadas.
·    Pinzas desgastadas.
·    Utilización para apretar o aflojar tuercas o tornillos.
·    Utilización para cortar materiales más duros del que compone las quijadas.
·    Golpear con los laterales.
·    Utilizar como martillo la parte plana.

Prevención.
a) Herramienta.
·    Los alicates de corte lateral deben llevar una defensa sobre el filo de corte para evitar las lesiones producidas por el desprendimiento de los extremos cortos de alambre.
·    Mordazas sin desgastes o melladas y mangos en buen estado.
·    Tornillo o pasador en buen estado.
·    Herramienta sin grasas o aceites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada